Paso 1: los materiales necesarios.

Lo primero son los materiales que vamos a necesitar. Para este tipo de fotografía necesitaremos:

  • Limpiacristales para limpiar la botella antes de nada. (es el liquido azul)
  • La botella de cerveza (o refresco, o lo que creais que puede quedar bien).
  • Glicerina.
  • Aceite de cocina.
  • Una botella con atomizador (de esas con spray, en cualquier tienda multiprecios o gran superficie encontraréis sin problemas).
  • Agua.
  • Spray Mount (es un pegamento en aerosol, 3M por ejemplo lo comercializa).
  • Algún material reflectivo, un papel de aluminio dorado vendría genial al tratarse de cerveza.

LaCervezaPerfecta_1

Para este tutorial se utilizó unas muestras de reflectores, pero cualquier otro material de características similares (papel de aluminio) puede funcionar correctamente.

LaCervezaPerfecta_2

Paso 2: Efecto congelado.

Para que el resultado sea perfecto, la botella no debe estar fría, y debe estar limpia. Para eso usamos el limpiacristales.

LaCervezaPerfecta_3

Ahora le aplicaremos el adhesivo en spray (Spray Mount) sobre la superficie que va a salir en la fotografía, no es necesario que cubramos toda la superficie de la botella. La botella parecerá ahora que está recién salida del congelador.

LaCervezaPerfecta_4

En esta última fotografía podemos observar cómo queda la botella de cerveza después de aplicarle el pegamento en aerosol.

Paso 3: La capa de aceite.

Ahora tenemos que aplicar el aceite de cocina con un pincel sobre la botella. Como en el apartado anterior, solo es necesario hacerlo sobre la parte que va a ser visible en la fotografia, la misma parte que lleva el pegamento que hemos aplicado en el punto anterior.

LaCervezaPerfecta_5

Paso 4: Las gotas en la superficie.

Mezclamos en la botella con el difusor 70% de agua y 30% de glicerina. Hay quien recomienda hacerlo al 50-50. El agua y el aceite se repelen, por lo que se formarán gotas en la superficie de la botella. Además, la glicerina ayudará para que estas gotas estén un poco más firmes y permanezcan en su sitio, sin que caigan hacia abajo.

LaCervezaPerfecta_6

Esto hará que la botella parezca bien fria.

Paso 5: el brillo interior.

Tenemos que colocar un reflector detrás de la botella. No me refiero a unos metros fuera de la toma (eso ya depende de la iluminación que busquemos para cada fotografía en concreto). El reflector debe estar pegado a la botella y debe reflejarse en él la fuente principal de luz para que adquiera un mejor color.

LaCervezaPerfecta_7

Podemos ver en esta fotografía como parte del reflector asoma a la derecha de la botella.

Resultado final

LaCervezaPerfecta_8