Qué versión de Lightroom comprar

Hay dos opciones actualmente para obtener la última versión de Lightroom.

  1. Lightroom CC: Suscribirse al programa de Adobe Creative Cloud. La versión más rentable para los fotógrafos es el Plan de Fotografía, que incluye Lightroom, Photoshop, y la sincronización ilimitada de fotos de Lightroom al móvil (o tablet) para dispositivos móviles, y para Lightroom web. El coste es de $ 9,99 USD al mes (doy los precios en dólares tal cual me los marca a día de hoy la web de Adobe), y todas las actualizaciones futuras están incluidas en el precio. Si ya eres suscriptor de CC, te puedes descargar la nueva versión de forma gratuita. Es un gran plan, pero mucha gente no está dispuesta a pagar una suscripción.

    Ten en cuenta que también puedes suscribirte al pack completo, que incluye todos los productos de Creative Suite (InDesign, Illustrator, Premier Pro, etc), así como otras aplicaciones, por 49.99 dólares al mes. Esto es interesante si tus intereses van más allá de la fotografía e incluyen vídeo, diseño gráfico, ilustración, etc.

  2. Lightroom 6: Comprar la versión de escritorio con una licencia vitalicia. Esta opción tiene un precio de $ 149 USD para los nuevos usuarios, o $ 79 USD para las actualizaciones desde cualquier versión anterior.

Lo que no vas a conseguir con Lightroom 6

Los que optamos por la opción de escritorio, Lightroom 6, no obtenemos nuevas características añadidas durante el ciclo del producto CC 2015/6. Esto incluye la herramienta para añadir o quitar la neblina atmosférica (a nivel local y global) o la de limitar la deformación, creada al realizar panorámicas.

Además, los suscriptores de CC reciben acceso a Lightroom Movil y Lightroom Web. Con Lightroom móvil, puedes sincronizar fácilmente un número ilimitado de colecciones de fotos entre tu versión de escritorio y la móvil, hacer un trabajo básico en tu dispositivo móvil y sincronizarlos sin problemas con la versión de escritorio. Con Lightroom móvil también puedes enviar las fotos de la cámara del móvil a tu versión de escritorio. Con Lightroom web, puedes compartir colecciones de fotos con otra gente, dando un enlace web que les permitirá ver y comentar las fotos.

lightroom

La ventaja de Lightroom 6

Como el programa tiene una licencia vitalicia, una vez que lo has comprado, eres el propietario y lo podrás utilizar siempre y cuando el equipo lo admita.

Preguntas frecuentes sobre el Plan de Creative Cloud

¿Voy a tener que trabajar en la nube?

No. El software estará instalado en el equipo, al igual que pasa con Lightroom 6 o con las versiones anteriores. Tus archivos (fotos y catálogo) también continuarán en tu ordenador. Las únicas formas en que la “nube” (los servidores de Adobe), e Internet entran en juego son:

  • Para descargar las actualizaciones de software.
  • Al sincronizar con Lightroom móvil, tus archivos van desde el escritorio a la nube (es decir, a la nube de Adobe), y luego a tus dispositivos móviles. El trabajo que realices en tus dispositivos móviles se actualizarán directamente en tu versión de escritorio.
  • Como suscriptor Creative Cloud, también puedes obtener 2 GB de almacenamiento en la nube, que se puede utilizar opcionalmente para compartir archivos con otras personas. Ojo, esto no es en donde se almacenan los archivos de Lightroom, su sincronización con los dispositivos móviles no utiliza este 2 GB. Es ilimitado.

¿Puedo trabajar cuando no estoy conectado a Internet?

Sí. El único requisito es que se el programa se conectará una vez cada 99 días, para que Adobe pueda verificar que tu suscripción está todavía activa.

¿Qué pasa cuando dejo de suscripción – ¿perderé mis fotos y el trabajo?

No. No perderás ninguna de tus fotos ni tu trabajo con Lightroom. De hecho, ni siquiera perderás el acceso a Lightroom, lo único que pasará es que no podrás editar nuevas fotos. Podrás seguir, de forma gratuita, usando Lightroom para importar y administrar sus fotos, disfrutar de tus retoques antiguos o deshacerlos, crear copias para imprimir o exportar tus fotos.

Además, si decides pasar a la versión independiente, se puede, ya que los programas y los catálogos son los mismos. Es posible que en el futuro los abonados CC obtengan nuevas funciones que requieran una actualización del catálogo y los nuevos catálogos no sean compatibles con Lightroom 6. Si esto pasa… volver a la versión independiente si puede resultar más difícil.

En caso de duda, pruébalo

Lo mejor de todo es que podemos hacer una prueba gratuita del programa durante 30 días, prueba que incluye las características móviles. Si ves que no vas a utilizar las características móviles, y no te importa usar  las futuras características tan rápido como los suscriptores de CC, o simplemente es suficiente para ti con lo que el programa ofrece ahora mismo, mi recomendación es que compres Lightroom 6.


Lightroom: día 5. La interfaz (I)

Lightroom es una poderosa herramienta, es importante conoces y manejar su interfaz con rapidez. Entremos a analizar sus distintos módulos.

El catálogo de Lightroom

Lightroom no es sólo un editor de fotos. También se ocupa de la tarea de organizar, clasificar y buscar imágenes. Para ello, Lightroom utiliza una base de datos que contiene todos los metadatos de la imagen: ediciones de la imagen, perfiles de cámara, etiquetas, palabras clave e incluso la configuración de exportación. Todos esos datos se almacenan en el catálogo de Lightroom.

Naturalmente, puedes tener varios catálogos si lo prefieres y puedes almacenar las fotografías donde mejor te parezca: en el disco duro local, en un disco duro externo, en una red…. El catálogo de Lightroom sólo utiliza la dirección del archivo original.

Lo mejor es que, como he dicho en otras ocasiones, la edición es no destructiva. En lugar de escribir los cambios en el archivo de imagen real, Lightroom simplemente almacena la información sobre los ajustes realizados en la base de datos.

La interfaz de usuario

Cuando te sientas por primera vez frente a Lightroom, seguramente sentirás que es diferente a los otros programas con los que sueles trabajar. Con Lightroom, Adobe sigue la tendencia a no recurrir al diseño estándar del sistema operativo. La estética oscura es ideal para la edición de fotos, ya que pone la imagen en el centro visual.

Captura de pantalla 2014-04-05 a la(s) 05.47.28

Figura 1.1 En el centro de la pantalla siempre está la imagen o el conjunto de imágenes.

Una de las ventajas que tiene Lightroom es que no tienes que pulsar el botón Aceptar para aplicar una edición, todo se ve en tiempo real.

  • Barra de menús: Su ubicación es un poco distinta en función de si se trata de la versión de Windows o la de Mac, pero en ambos casos se encuentra en la parte superior de la pantalla. En ella encontramos los menús con las opciones necesarias para el funcionamiento de Lightroom.
  • Selector de módulos: Bajo la barra de menús encontramos una zona con la llamada Placa de identidad y los enlaces para acceder a los distintos módulos de trabajo de Lightroom
  • Tira de diapositivas: En la parte inferior de la pantalla se encuentra la tira de diapositivas, donde aparecen las fotografías. Puede ser una o varias seleccionadas, podría ser todo el catálogo o una recopilación rápida.
  • Paneles izquierdos: Los paneles izquierdo y derecho cambian en cada módulo de Lightroom. Por lo general, en la zona izquierda encontramos unos árboles de carpetas (al estilo del Explorador de Windows o del Finder de MacOS) con los catálogos, ajustes preestablecidos, colecciones y plantillas.
  • Paneles derechos: La zona de la derecha es la zona de trabajo de Lightroom. Encontramos las herramientas necesarias para trabajar en cada módulo: balance de blancos, ajuste de color, mascaras, enfoque, curva de tonos, histograma…
  • Area principal: el centro de la ventana de Lightroom es donde podemos visualizar las imágenes. Depende del módulo donde estemos trabajando servirá para ver todas las imágenes que tengamos en la carpeta que estemos visualizando, o un par de imágenes para elegir cual nos quedamos y cual descartamos, o para ver el antes y el después de los cambios efectuados sobre una fotografía y, sobre todo, para ver la fotografía en la que estamos trabajando en cada momento.

Los desarrolladores de Lightroom han tenido en cuenta que cuanta más parte de la pantalla esté reservada para la fotografía, mejor podremos trabajar con ella. Es por esto que tanto el selector de módulos como los paneles y la tira de diapositivas se pueden ocultar haciendo click en el triángulo que hay en cada borde de la ventana de Lightroom.

Los Módulos de Lightroom

Las cinco áreas funcionales de Lightroom corresponden al flujo de trabajo preparado por la aplicación de gestión, edición y salida de sus fotos digitales. Se trabaja en esa misma secuencia.

Cada módulo tiene su propia interfaz, adaptada al trabajo de esa sección.

Biblioteca

La Biblioteca es el “corazón” de Lightroom. Hay una gran ventaja con el módulo Biblioteca . Cuando tomas una fotografía con una cámara, esta realiza sus propios ajustes sobre la fotografía; la cámara aplica automáticamente estos datos adicionales a su imagen cuando se crea el archivo. Esta información contiene los aspectos técnicos de la fotografía: la ISO, velocidad, apertura, ajustes de flash , balance de blancos, incluso la información de ubicación GPS (si tu cámara cuenta con un receptor GPS). Esta información se carga en Lightroom automáticamente cuando se importa cada imagen y esta información puede ser muy importante en la búsqueda de sus imágenes más adelante.

Sin embargo, la verdadera clave para la búsqueda de las imágenes una vez que están en Lightroom es mediante el uso de la información adicional que la cámara no almacena: las palabras clave (los “tags”, en inglés). Las palabras clave son una forma de describir la fotografía. Es decir: donde fue tomada, qué está en la imagen, si se trataba de una celebración… hay infinitas maneras de describir las imágenes. Y esto puede ser abrumador. Mucha gente no es capaz de trabajar con etiquetas y posiblemente si apenas tienes unas cuantas fotografías no serán necesarias. Pero imagina ponerte a buscar una fotografía en un catálogo con 50.000 imágenes distintas y no saber por dónde empezar. Al principio puede resultarte pesado, pero sólo unos minutos gastados etiquetando tus fotografías te ahorrarán cientos de horas de búsqueda infructuosa posteriormente.

Revelar

El módulo de Revelado (Revelar, en el selector de módulos) proporciona las herramientas necesarias para mejorar de la imagen (Obviamente sin entrar en la manipulación de la imagen, en donde Photoshop es el rey). Debes tener en cuenta que no es lo mismo mejorar una imagen que manipularla. Lightroom es como el tradicional cuarto oscuro de la fotografía tradicional, y funciona de una manera similar. La estructura de la imagen final nunca es diferente a la original: es posible efectuar recortes, nivelar, quitar manchas y otros artefactos, pero nunca se añadirán elementos desde otra imagen.

Desde el punto de vista de desarrollo, Lightroom es capaz de procesar una imagen en dos modos :

  • Modificando los valores “globales ” de la fotografía: la exposición , contraste, saturación, luces y sombras , convertir a Blanco y Negro, nitidez… entre otras muchas opciones.
  • Modificando zonas de manera selectiva. Ajustando la saturación de elementos aislados, cambiando el contraste de un reflejo, o el azul del cielo, manteniendo los valores en el resto de la fotografía.

Mapa

Una manera diferente gestionar las fotografías es por la ubicación donde fueron tomadas. Si tienes la suerte de tener una cámara con un receptor GPS o un adaptador GPS, la imagen se introduce en el mapa de forma automática (al entrar en el módulo de mapa). El módulo de mapas requiere conexión a Internet para el trabajo, ya que funciona gracias a Google Maps. Los datos GPS son parte de los metadatos de la fotografía. Si no dispones de GPS en tu cámara, también es posible introducir manualmente los datos del GPS o mediante la recopilación de los datos desde otro dispositivo con GPS (como un Smartphone con GPS).

Captura de pantalla 2014-04-05 a la(s) 08.09.21

Para los usuarios más avanzados, Lightroom también soporta datos GPX, lo que significa que puedes ser capaz de ver la ruta que tomaste la hora de hacer las fotografías, por lo que puedes trazar la ruta siempre que sea necesario.

Libro

La compañía propietaria de Lightroom, Adobe, se ha asociado Blurb para crear libros con nuestras fotografías fácilmente. Este módulo forma parte del flujo de trabajo del fotógrafo y está integrado en Lightroom. La creación de libros no requiere ningún otro software, sólo una conexión a Internet para enviar enviar el libro para la impresión. No solo puedes enviarlo a Blurb para la impresión, sino que también es posible guardar el libro como PDF.

El beneficio principal de esto es que los cambios que se realizan en el módulo de desarrollo se reflejan automáticamente en el libro.

Proyección

A veces uno quiere mostrar su trabajo a una audiencia y desea crear una presentación con las imágenes y vídeos de la biblioteca de Lightroom, así como, tal vez, incluyendo algo de música. Esto es posible desde Lightroom usando el módulo Proyección.

Imprimir

El módulo de impresión es muy sencillo. Lightroom también soporta un mecanismo de prueba en pantalla que te permite mirar la imagen antes de imprimirla, para asegurarse de que se ve bien.

Web

Lightroom puede ayudarle a publicar tu trabajo en tu sitio web, ftp o, incluso, crear una página basándose en una plantilla.

Atajos de teclado

Una de las muchas características interesantes de la interfaz de Adobe Lightroom es su gran cantidad de atajos de teclado. Estos son los imprescindibles:

  • Tab – Muestra u oculta los paneles laterales. Gran manera de centrarse en una imagen sin distracciones.
  • Shift + Tab – Muestra u oculta todos los paneles, incluyendo la tira de diapositivas.
  • Mayús + F – Cambia el modo a pantalla completa.
  • Shift + L – Adobe llama a esto “apagar las luces”. Pruébalo varias veces.

Convertir a Blanco y Negro con Lightroom

Las cámaras de hoy en día están muy preparadas y muchas de ellas ofrecen ya modos especiales de blanco y negro. Esto puede ser recomendable para los fotógrafos que acaban de  empezar, especialmente si nunca han hecho ningún blanco y negro, o si no realizan ninguna edición posterior de las imágenes. Pero, si tienes alguna experiencia con la fotografía en blanco y negro, y te va el procesar imágenes, te recomiendo hacer la conversión por ti mismo para tener más control sobre el resultado final de la imagen.

Es importante tener en cuenta y comprender que la cámara ve la luz y los colores de manera muy diferente a como lo hace el ojo humano. Por ejemplo, una película fotográfica en blanco y negro “interpreta” los tonos azules mucho más suaves que los ojos. Por eso usamos filtros.

Tanto Lightroom como en ACR ( Adobe Camera Raw) tenemos las herramientas necesarias para convertir nuestras fotografías a blanco y negro.

Consejo # 1 – usa el panel de blanco y negro

En Lightroom, dentro del  módulo Revelar existen algunas maneras para convertir una imagen a blanco y negro. Puedes tirar del deslizador de Saturación hacia la izquierda hasta dejarlo en -100. También puedes hacer algo similar con el control de Intensidad, pero puede que con esto no resulte una imagen 100% en blanco y negro, dependiendo de la imagen. Ambas opciones te darán una fotografía en blanco y negro. Sin embargo, estas opciones no te dan control sobre los distintos tonos de gris. Una mejor opción, en mi opinión, es el uso del panel de blanco y negro.

blancoynegro1

Echemos un vistazo a un ejemplo utilizando la misma imagen.

JW3B4269
Imagen original
JW3B4269-3
Imagen con la saturación -100
JW3B4269-2
Imagen utilizando el mezclador de Blanco y Negro

Sin haber tocado demasiado los controles del panel de blanco y negro podemos observar como algunos tonos son diferentes en las dos fotografías en blanco y negro.

También contamos con un botón Automático. Al hacer clic en él Lightroom aplicará un blanco y negro predeterminado. De lo contrario todos los reguladores empezarán a cero.

blancoynegro2

Otro truco poco conocido para el uso de estos controles es el aspecto divertido cosita doble círculo en la parte superior izquierda. Si haces click en el pequeño círculo el puntero del ratón tendrá ahora pequeñas flechas arriba y abajo. Haga clic en cualquier parte de la imagen, mantenga pulsado y arrastre el ratón, el ajuste se hará exclusivamente en el color donde has pulsado . Arrastra hacia arriba para mover los controles deslizantes hacia la derecha (+) y arrastra hacia abajo para desplazarse hacia la izquierda (-).

Esto es muy útil si no sabes muy bien qué controles elegir en el panel para ajustar el blanco y negro. Así sólo tienes que seleccionar el área de la imagen que le gustaría ajustar los tonos y listo.

Consejo # 2 – dale vida

A veces, la imagen resultante es plana y aburrida. Yo hago lo siguiente a la mayoría de mis imágenes en blanco y negro:

  • Aumentar la claridad: normalmente a valores entre 30 y 60. Intentando que no afecte negativamente a la fotografía.
  • Oscurecer los negros: hasta que se vea bien. Si haces click y mantiene pulsado el botón Alt mientras deslizas el control, puedes ver exactamente donde empiezan a saturarse los negros (donde se empastan). Puedes utilizar esta información para asegurarte de que tiene un negro intenso, pero manteniendo todos los detalles.
  • Aumentar el contraste, ya sea usando el control deslizante Contraste o con las Curvas.

Muchas veces, después de realizar estos ajustes de contraste, verás que se ha modificado la fotografía y será necesario volver atrás y retocar valores.

Y ahora os diré cual es el secreto para una buena fotografía en blanco y negro…

El secreto para una buena fotografía en blanco y negro es: el negro. Eso es todo. Añadir contraste o aumentar los negros, blancos , o ambos para obtener una amplia gama de tonos. No importa cuál es el tema de la fotografía, tener el suficiente contraste como para que el blanco y el negro sean puros es clave para tener una imagen de blanco y negro impresionante.

Consejo # 3 – Blanco y negro selectivo

Hay un par de maneras de hacer estas imágenes, en las que toda la fotografía está en blanco y negro excepto un color o un objeto en la imagen. Una vez más,  puedes usar los controles deslizantes Intensidad y Saturación, sin embargo, van a afectar a los colores de toda la imagen. También puedes utilizar el Pincel de ajuste y pintar las partes de la imagen que te interesen. Yo uso este método a menudo, incluso en imágenes a color, para hacer destacar (o pasar desapercibido) algún elemento.

Por último, puedes utilizar los controles deslizantes en el panel HSL. Al deslizar los colores seleccionados a la izquierda se puede desaturar sólo aquellos colores. También se puede utilizar el mismo icono ese del doble círculo del que hablamos para hacer el blanco y negro.

JW3B2954

EXTRA: haciendo un buen duotono (fotografía sepia)

Aquí tienes un pequeño extra. Adobe ha hecho que sea muy fácil crear un muy buen duotono (de manera sencilla podemos decir que es un blanco y negro tintado, como las imágenes en sepia). Sólo tienes que ir al panel Dividir tonos después de haber hecho tu blanco y negro, es el panel que esta a continuación.

Verás deslizadores para altas luces y para sombras. Mi consejo personal es utilizar únicamente los controles deslizantes Sombras y no tocar las altas luces.

Cómo crear el duotono

En primer lugar empezar por elegir el regulador Tono (de las sombras). Si quieres un color marrón agradable, comenzar con alrededor de 40 a 45 . Cada  imagen es diferente, por lo que puedes empezar por ahí y ajustarlo a tu gusto y/o estilo . Es posible que veas que no ha pasada nada , ¿verdad? Eso es porque tienes el control de Saturación a cero, sube su valor y verás “la magia”. Cuanto más aumente la saturación , más profundo y más vibrante será el tono. Una vez más, no hay un tono perfecto, todo depende de tus gustos.

JW3B3955


Lightroom: día 4. Exposición y DNG

Flujo de trabajo para la correcta exposición en RAW

Una gran diferencia entre el carrete típico de la fotografía analógica y los sensores de la fotografía digital es cómo reaccionan de manera diferente a luz. La película analógica se comporta como el ojo humano, respondiendo de manera no lineal a la cantidad de luz. El ojo, o más bien nuestro cerebro, realiza, digámoslo así, una corrección de gamma automática.

¿Cómo funciona esto exactamente? Vamos a imaginarnos que estamos en un cuarto oscuro, con una única bombilla de 40 vatios, que produce un determinado brillo. Entonces, al encender una segunda bombilla de 40 vatios, hay más luz, pero no es dos veces más brillante… Y una tercera bombilla mucho menos triplica el brillo. Se genera más luz, pero menor es el aumento en el brillo. Los sensores no tienen este método de análisis ya que miden, de una forma bastante lineal, el número de fotones.

exposicion
Después de una corrección de gamma, la imagen aparece como lo vemos. Ahora, el histograma muestra una distribución normal.

 

Gradación lineal

Los sensores digitales trabajan con una gamma lineal. En la cámara detectan el brillo normalmente con una profundidad de 12 bits. Esto quiere decir 4.069 niveles de brillo (desde el 0% de brillo al 100% de brillo). Cada paso reduce a la mitad la cantidad de luz que incide sobre el sensor.

imgres

Supongamos un diafragma con seis pasos. Se obtiene la siguiente gradación de valores de brillo :

bild_004

  • 2,048 niveles hasta en el primer escalón (f/11) . Esto corresponde a las áreas más brillantes de la imagen .
  • 1,024 niveles hasta el segundo (f/8) . En esta zona se encuentran las zonas más claras.
  • 512 niveles del segundo al tercero (f/5.6) . Estos son el brillo medio de la imagen.
  • 256 niveles del tercero al cuarto (f/4).
  • 128 pasos del cuarto al quinto (f/3.6). Aquí están las luces bajas.
  • 64 niveles hasta el sexto escalón (f/2). Aquí los lugares más oscuros.

En los archivos JPEG con una profundidad de 8 bits, la gama de exposición sólo tiene 256 niveles. Esto quiere decir que, por ejemplo para las zonas más oscuras, solo tiene 4 valores, por los 64 de una imagen en RAW. 3 tipos de “casi negro” (el 4° sería el negro absoluto), mientras que RAW cuenta con 63 (más el negro absoluto).

Exponer teniendo en cuenta las zonas brillantes

Para evitar problemas con la sobre o subexposición, debes tener en cuenta lo siguiente:

La exposición debe ser lo más precisa posible en la cámara, porque las zonas demasiado brillantes (quemadas) o demasiado oscuras (empastadas) serán difícilmente recuperables con Lightroom (o cualquier otro programa). Para imágenes con una gran gama de colores es todo un problema .

Debes preocuparte en exponer correctamente las zonas brillantes, pero sin dejar la fotografía demasiado clara.

Ten cuidado también con la ISO elegida. Cada cámara es un mundo y no siempre la ISO 100 es la más adecuada (para algunos modelos será mejor la ISO50 o la ISO125, incluso la ISO200). Debes comprobar cual es la sensibilidad que mejor funciona en tu cámara.

Interpretar correctamente el histograma

Los histogramas siempre muestran los de valores de brillo. Cuanto más alto es el pico, más pixeles hay en ese valor de brillo.

exposicion2

Muchas cámaras digitales compactas y todas las réflex (con o sin espejo) digitales tienen la posibilidad de mostrar un histograma. Como he dicho anteriormente, este muestra la distribución del brillo en la imagen. Sin embargo, sólo proporciona la distribución de un archivo JPEG (la vista previa) y esta no es del todo correcta para los datos RAW. Sobre todo en los bordes, en las zonas más oscuras y brillantes, ya que se pierden los matices existentes al realizarse la conversión a 8 bits de los archivos JPEG.

 

¿DNG como formato RAW estándar?

imgres

Para los archivos RAW, no existe todavía un formato de archivo estandarizado. Esto significa que cada fabricante puede generar su propio formato RAW. Y es lo que pasa: Hay docenas de diferentes formatos con nombres tales como NEF de Nikon, CRW de Canon, ORF de Olympus y muchos más.

Esto tiene cierto sentido, ya que los datos RAW en la cámara incluyen parámetros específicos de la cámara. En este escenario, pueden buscarse diferentes soluciones dependiendo del modelo. Así que incluso modelos de cámaras distintos de un mismo fabricante pueden trabajar cada una con un formato de RAW diferente.

Tampoco hay un programa estándar para el tratamiento de los archivos RAW. Por eso cada fabricante incluye un software específico para edición.

Sin embargo , esto plantea algunos problemas. Si no estás satisfecho con la funcionalidad de software del fabricante, tienes inicialmente pocas opciones para trabajar con otro programa: Lightroom, Capture One, Aperture…  (aunque cada vez son más los programas). Muchos fabricantes optan por no “ceder” las especificaciones de sus formatos y por lo tanto impiden que fabricantes independiente puede proporcionar programas alternativos

Otro problema es el almacenamiento a largo plazo. Puedes encontrarte con que los programas recientes ya no reconocen tu antigua cámara, o que el programa de la cámara ya no se ejecuta en un ordenador con un sistema operativo más reciente.

Por todas estas razones, es necesario que desde la perspectiva del usuario, así como desde la perspectiva de los fabricantes de software, la existencia de un formato RAW neutral.

Aquí es donde empezó el formato Adobe DNG. Con gran éxito.

 

DNG (Negativo Digital)

Adobe ha creado un formato RAW denominado DNG que cumple con todos los requisitos de la tecnología de RAW. El formato incluye un contenedor para los metadatos y otra para los datos de la imagen RAW. Los datos de imagen en sí, así como en la mayoría de los otros formatos RAW, se almacenan como TIFF. Este formato también permite que se pueda almacenar la información de copyright.

En los metadatos, se almacena toda la información que se necesita para el tratamiento posterior de los datos. No sólo son datos para nosotros, como los referentes a la cámara, al objetivo, etc, sino que también se almacenan los datos puramente técnicos que contienen la grabación de datos muy específicos y que son necesarios para su posterior procesamiento, como por ejemplo la profundidad de bits (por lo general de 12 bits), los pixeles defectuosos (éstos se interpolan), la compresión, etc.

Problemas con el DNG

Para crear un DNG , los archivos RAW de la cámara deben ser convertidos al formato DNG. Como esto no es, por supuesto, del agrado de muchos fabricantes (la mayoría de los fabricantes quieren mantener sus formatos originales), nos vemos obligados a utilizar herramientas como el convertidor DNG de Adobe. Ésta herramienta puede descargarse gratuitamente en Internet desde la web de Adobe. En Lightroom, sin embargo, ya está perfectamente integrada.

Con cada nueva versión de una cámara, el formato RAW propietario debe integrarse a los diferentes programas. Por lo tanto, y en general, se necesita algún tiempo hasta que todos los nuevos modelos de cámaras dispongan de la versión apropiada disponible. Por eso aparece cada pocos meses una nueva versión de Lightroom que da soporte a los nuevos formatos de cámara RAW.

Además, muchos fabricantes no publican la totalidad de sus propias especificaciones RAW. Es por esto que a veces no se muestra toda la información disponible en un RAW o esta se interpreta erróneamente. Este es el motivo por el cual algunos expertos de la industria hablan de perdidas de información con el formato DNG.

Trabajar con DNG

DNG se propaga por Adobe como un formato RAW abierto, pero aun no es un estándar. Por ello disponemos de varias opciones

  • Usar los archivos originales: renunciamos a la conversión a formato DNG y trabaja con el archivo RAW de la cámara. Lightroom tiene el visto bueno de los fabricantes, así que no habrían problemas (siempre y cuando no sea una cámara nueva y una versión anterior a esta de Lightroom).
  • Integrar los archivos originales en archivos DNG: esto da lugar a archivos muy grandes, pero se guarda toda la información.
  • Guardar los originales: simplemente conviertes todas las imágenes a formato DNG y guardas los datos originales en otro sitio.
  • Pasarse a DNG: La última posibilidad es la más radical: Convertir todas las imágenes RAW a DNG, no darle importancia a la supuesta perdida de datos y borrar los archivos originales. Los que optan por este método siempre afirman que no han sufrido ninguna pérdida.

Lightroom: día 3. el formato RAW

Gestión disponibles a través de los metadatos

Cada imagen que quieras editar en Lightroom, debe ser previamente importada a la biblioteca de Lightrom. Esta biblioteca es una base de datos de las fotografias que tengas almacenadas. Todas las modificaciones que hagas a tus fotografias, así como los duplicados, quedarán almacenadas en esta base de datos como metadatos de la imagen original.

lightroom02
En los metadatos EXIF se almacenan principalmente los detalles técnicos de la cámara

Este concepto puede parecer extraño a primera vista. ¿Por qué una primera importación en una base de datos, si sólo quiero corregir la exposición, por ejemplo, o imprimirlo? Si parar eso quieres el programa, es normal hacerse esa pregunta. Quien, sin embargo, lo utiliza para gestionar cientos o miles de fotografias, a las que realiza un procedimiento específico, necesita una herramienta de gestión que pueda hacer frente a todo lo relacionado con cada una de las imágenes. Si este es tu caso, solamente una buena base de datos bien organizada te salvará en algunas ocasiones.

Podemos hacer que metadatos tales como ISO, datos de exposición o la distancia focal se muestren junto con las imágenes de vista previa .

 

¿Qué son los metadatos?

Los metadatos son información adicional sobre los archivos que proporcionan independientemente de su ubicación o su información de directorios. Digamos que son como una nota asociada a la fotografía y que, a través de un programa adecuado, podemos leer y obtener así información sobre el contenido, el autor, la información técnica o los derechos de autor de la imagen.

Formatos de metadatos

Existen metadatos para todo tipo de tareas y documentos. Las modificaciones que hacemos sobre las fotografías al utilizar Lightroom se adjuntan a los archivos como metadatos y se utilizan al visualizar o exportar la imagen. Esto permite que el flujo de trabajo sea no destructivo, con lo que la imagen original permanece así intacta.

Al hablar de metadatos, estamos hablando principalmente de dos tipos, EXIF e IPTC.

  • EXIF: los metadatos EXIF (Exchangeable Image File Format, o formato de archivo de imagen intercambiable) se ocupan de toda la parte técnica de la imagen. Estos almacenan información sobre a la cámara, el objetivo, obturador, exposición, temperatura de color, espacio de color, etc . La información EXIF se escribe cuando se crea, por ejemplo, al tomar fotos con la cámara.
  • IPTC: IPTC (International Press Telecommunications Council, o consorcio internacional de prensa y telecomunicaciones) se encarga principalmente del contenido de la imagen, su origen y las preguntas sobre los derechos de autor. Los metadatos IPTC también recogen información como el tipo de contenido de la imagen, lo que permite un manejo estandarizado a nivel internacional de los datos de las imágenes. Los fotógrafos profesionales no pueden dejar pasar esta información , sobre todo en para una mejor comunicacion con las agencias de prensa.

Los datos IPTC se pueden editar con facilidad en Lightroom. Por ejemplo, las palabras clave con las que se pueden diferenciar las imagenes, Lightroom las escribe en un campo adicional en los metadatos IPTC. Del mismo modo, la información general sobre los derechos de autor, la ubicación y el fotógrafo tienen cabida aquí. Como fotógrafo, debes tomarte unos minutos y rellenar los campos con toda la información importante.

iptc

Falta de apoyo para los metadatos

Hasta el momento solo unas pocas aplicaciones trabajan con metadatos, pero cada vez son más. Los sistemas operativos aún no les dan el protagonismo suficiente. Pero sin duda es el futuro, ya que contienen más información que simplmemente el nombre de archivo y el nombre de la carpeta en la que residen. Su implantación está siendo progresiva.

palabrasclave
Podemos asociar palabras clave a una fotografía que también serán almacenadas como metadatos.

 

Almacenamiento de metadatos utilizando XMP

Lightroom escribe automáticamente los ajustes y metadatos en el catálogo. Pero también se puede indicar a Lightroom que escriba los cambios en un archivo XMP. Este es un formato de archivo creado por Adobe para corregir, al menos temporalmente, las insuficiencias de los sistemas operativos en el trato con los metadatos.

Con este tipo de archivo los metadatos, incluyendo EXIF y IPTC, puede ser exportados a un formato basado en XML. Por lo tanto, En el caso de archivos RAW, no se escribe en los archivos originales para evitar que estos se dañen. los metadatos XMP se almacenan en otro archivo llamado sidecar y que tiene el mismo nombre de archivo que la fotografía a la que está asociado.

Los archivos XMP son por lo tanto archivos independientes. Si borras el archivo original al que al archivo XMP está asociado, este permanece en el disco duro y al revés. No recomiendo cambiar el nombre del archivo XMP o al archivo RAW, ya que se pierde la referencia.

Gestión de Metadatos

Hasta aquí una explicación simple pero útil del concepto de metadatos. Pero ¿qué vamos a hacer con estos datos? La posibilidad de buscar información esencial como el contenido de la imagen, el tipo de cámara, los ajustes de grabación, etc., representa sólo el escalón más básico. Una organización efectiva de imagenes requiere más características. Para este propósito, Lightroom varias maneras de organizar las fotografías.

  • Colecciones: las imágenes en Lightroom se pueden almacenar en conjuntos o colecciones, que son grupos de fotografías con características similares. Los archivos no se transladan a la carpeta de la colección, sino que exclusivamente se crea un vínculo de la imagen en la misma. Por lo tanto, una sola fotografía puede pertenecer a varias colecciones. A qué colección o colecciones pertenece una fotografía está escrito en la base de datos de Lightroom.
    Cuando eliminas una imagen de una colección en  Lightroom, esta no se elimina realmente, sólo se elimina de la colección en la que se encuentra.

colecciones

banderas
Las banderas son pequeñas indicaciones que marcan el estado de la imagen. Se puede elegir entre “sin marcar “, ” marcada” y “rechazada”.
  • Filtros: Otra forma de clasificar las imágenes según sus metadatos, son los filtros de Lightroom. Podemos filtrar las imagenes por sus palabras clave, los datos técnicos de la cámara, banderas, estrellas, colores… prácticamente con cualquier dato de la fotografía. Cuando activas un determinado filtro, sólo las imágenes que contienen los filtros activos se mostrarán.

filtrobiblioteca

Todas estas posibilidades de organización y filtrado las ofrece Lightroom gracias a el procesamiento de los metadatos.

¿Qué son los archivos RAW ?

Un archivo RAW es como un diamante en bruto. Ni tallado ni pulido, áspero y sin brillo. Es como el carrete de las cámaras analógicas justo después de sacarlo de la cámara para revelarlo. Por tanto, estos “negativos digitales” deben ser tratados posteriormente para obtener la calidad de imagen necesaria.

Los archivos RAW almacenan sólo información sin modificar que obtienen de la cámara, sin interpretarla o modificarla.

Película analógica

Con el fin de relacionar los archivos RAW con la película analógica de una forma clara, vamos a echar un breve vistazo al mundo analógico. Una película fotográfica (un carrete) se compone de varias capas:

Entre el material de base y la capa protectora hay tres capas sensibles al color. Dependiendo luz  penetre más o menos profundamente en esta capas de tinta  formadas por granos de haluros fotosensibles. La sensibilidad se determina por el tamaño de estos granos, de modo que cuando el tamaño de los granos es grande, mayor es el área que ocupa cada partícula, por lo que una menor cantidad de fotones que incida contra la emulsión será suficiente para producir la imagen latente, con lo el resultado será un tiempo de exposición más breve.

758px-Photographic_Film_135.svg
1. Base de la película, 2. capa antihalo,3. Capa subyacente antiabarquillado, 4. La capa sensible a la luz roja, 5. La capa sensible a la luz verde, 6. Filtro Amarillo, 7. Azul capa sensible a la luz, 8. Filtro UV, 9. La capa protectora, 10. La luz visible.

La temperatura de color de una película analógica viene definida por su composición química. Las películas para luz de día tienen una temperatura de color de 5500K . Si se utiliza una película de este tipo para luz artificial , las imágenes resultantes tienen un color rojizo, cálido. Por lo tanto, hay películas especiales para tungsteno. Estos se establecen en el menor temperatura de color de aproximadamente 3400K .

Sensores digitales

¿Cómo es ahora la fotografía digital? Los sensores de las cámaras digitales se componen de pequeños elementos en forma de celosía. Cada elemento mide el brillo que recibe. Solo el brillo.

El valor de medición de la luminosidad se convierte en digital con una profundidad de 12 bits . Esto corresponde a un valor de 4096 gradaciones de brillo. Lo que significa que desde el negro absoluto al blanco absoluto hay 4095 tonos intermedios de grises.

procesoraw

Del brillo al color

Si entendemos que el sensor solo capta la cantidad de luz y no el color ¿cómo es que el color en las imágenes digitales?

Para producir el color, se usa un filtro sobre el sensor. Puesto que un haz de luz es la combinación de rojo, verde y azul y que mediante estos tres colores se puede dar cualquier color imaginable, se necesitan sólo tres filtros. Se colocan en un patrón particular sobre los sensores. El patrón más comúnmente utilizado es denominado mosaico de Bayer.

bild_011

Hay otros patrones o filtros de color, pero que no son tan comunes. Por ejemplo el chip Foveon. Este no funciona como los otros sensores, en un solo plano, sino que, de forma similar a la película analógica, cuenta con varias capas. La ventaja es que cada píxel obtiene la información completa del color.

Dependiendo de la disposición del filtro y del fabricante de la cámara se utilizan diferentes algoritmos. Por lo tanto, el tipo de filtrado es una característica de calidad de los programas de RAW

bild_012

 

 

¿Por qué disparar con RAW?

Cuando las imágenes se almacenan en formato JPEG o TIFF en la cámara, los datos RAW se procesa de la misma, junto con otra información. Con los siguientes resultados :

  • Los datos de brillo RAW se mezclan con los datos de color obtenidos por el filtro (mosaico de Bayer).
  • Se le agrega la información disponible a través del balance de blancos de la cámara.
  • Se aplica un filtro de nitidez a la imagen.
  • La imagen se guarda automáticamente por la cámara en una profundidad de color de 8 bits y después se comprime en formato JPEG lo que, como ya sabemos, produce pérdidas.

Los méritos de las imágenes RAW, por otra parte, son obvios. Con el formato RAW se consigue un mayor control y precisión:

  • Se tiene control total durante todo el proceso de desarrollo de las imágenes.
  • Los datos RAW no se reducen a una profundidad de color de 8 bits, por lo que son más precisos y detallados
  • No existe ninguna restricción a la hora de elegir el perfil de color en lugar de un perfil de color previamente asignado como sRGB .
  • Se puede utilizar una imagen RAW como un “negativo digital”. El propio archivo RAW permanece intacto.
  • Los datos del brillo son reales y facilmente manipulables.
  • No hay errores o artefactos por culpa de la compresión.
  • En las imágenes RAW se obtienen mejores resultados en las sombras y altas luces.

Obviamente también existen desventajas:

  • Es un proceso más lento.
  • Los archivos RAW son mucho más pesados (ocupan mas espacio)
  • Se debe utilizar un programa especializado, como Lightroom, capaz de leer el formato RAW antes de poder visualizarlas o imprimirlas.

 


Lightroom: día 2. Conceptos básicos

Flujo de trabajo

Desde el principio el flujo de trabajo en la fotografía era de forma no destructiva. Es decir, el original, después de que se ha grabado con la cámara ya no se cambia . Sólo había duplicados creados de la misma. La calidad de la imagen se mantenía.

En lo que respecta a la fotografía, salir del cuarto oscuro para entrar en el mundo de la fotografía digital fue, sin duda alguna, un gran avance. Al poder recibir los datos directamente en el sensor y estos ser almacenadoes en formato RAW, es posible separar negativo “original” y las diversas copias digitales entre sí . Para la generación de copias se requiere un software especial, que pueda trabajar con el formato RAW. Photoshop Lightroom es una de las mejores aplicaciones que permiten un flujo de trabajo no destructivo completo en nuestro ordenador.

Pero, ¿qué se entiende por “no destructivo”? Lo que esto significa es que cualquier cambio sobre la imagen no cambia la información original de la imagen. Lo que quiere decir que siempre podremos volver a la imagne original, sin alterar. Aun así, existen varias formas de destrucción de estos datos contra las que debemos pelear.

Destrucción por culpa del desenfoque

Los datos que nos aporta una fotografía no son nada más que información de color y brillo de los pixeles. Cuando el enfoque del objetivo no es correcto, los datos de los pixeles se mezclan con los de los pixeles adyacentes. Y cuanto mayor es el desenfoque, estos datos se mezclan con los de pixeles más alejados.

lightroom0201
Tanto si está desenfocado como sobre-enfocado, la pérdida de información es irrecuperable.

Si el contraste es tan bajo que ya no puede distinguir entre dos píxeles adyacentes, la información de detalle también se pierde. No debemos tener niguna duda: vamos a perder información en nuestra fotografía debido a nuestra falta de destreza y a las limitaciones producidas directamente por nuestro equipo.

Destrucción por culpa del ruido (de color y luminancia)

Puedes leer más información en el tutorial para reducir el ruido de una fotografía con Lightroom.

Destrucción por culpa del brillo

Si ajustamos los valores de la cámara, la imagen se hace más brillante o más oscura y todos los píxeles se aclaran u oscurecen juntos. Pero existe un problema:

En las zonas más oscuras de la imagen un píxel negro no puede ser aún más negro. En las zonas más claras, los píxeles que ya son blancos no pueden ser más blancos. por tanto, los que son casi negros se “fusionaran” con los negros y los que son casi blancos se “fusionarán” con los blancos, y toda la información que distinguia a unas zonas de otras se pierde.

Destrucción por compresión

Otra forma de degradación de la imagen es mediante la compresión de los datos de la fotografía. Una compresión es la reducción del tamaño de los datos por omisión de información importante o repetida. Se hace una distinción entre las compresión sin pérdidas y la compresión con pérdida.

Compresión sin pérdidas:

En la compresión sin pérdidas, los datos antes de la compresión y después de la descompresión son los mismos. Esto significa que no tiene lugar ningún cambio en el contenido de la imagen y por lo tanto los detalles capturados en la imagen siguen tal cual se tomaron. Y esto se realiza comprimiendo únicamente el contendio duplicado.

La información se almacena sólo una vez. Tal vez podría ser más fácil de entender con el siguiente ejemplo:

“Al(1) tiempo(2) tiempo(3) le(4) pido(5) y(6) el(7) tiempo(8) tiempo(9) me(11) da(12)”

cada número escrito junto a cada palabra indica la posición de esta palabra en la frase. Pues bien, como la frase tiene varias palabras repetidas podríamos escribirla de la siguiente manera:

“Al tiempo (2) le pido y el (2) (2) me da”

Dado que la palabra “tiempo” está en la posición 2 y se repite varias veces, podemos hacer referencia a qué palabra es y no escribirla directamente. De esta manera, son menos los datos (letras) que contiene la frase y por tanto se puede almacenar ocupando menos espacio. El formato TIFF, por ejemplo, permite esta compresión.

La compresión con pérdida:

En este tipo de compresión es consciente de la información de la imagen omitida. Dependiendo del factor de compresión esta será mayor o menor. Este tipo de compresión no tiene sentido para textos, pero si funcionan con datos de fotografías y vídeos. Básicamente, y por explicarlo de una manera muy sencilla, el sistema funciona más o menos de la siguiente manera:

Tenemos cuatro pixeles rojos. el primero es rojo al 25%, el segundo es rojo al 90%, el tercero es rojo al 92% y el cuarto es rojo al 50%. Si aplicamos una compresión pequeña, el sistema, para ahorrar entiende el segundo y el tercero como un rojo al 91%, con lo que realmente solo tiene que almacenar información de 3 colores distintos. Si aumentamos la compresión incluirá al cuarto color (el rojo al 50%) como si también fuera el mismo color “no es el mismo, pero se le parece”. Cuanto mayor es el grado de compresión menos colores almacena. Obviamente, esto implica un descenso brusco en la calidad de la imagen. El formato JPEG trabaja utilizando este sistema de compresión.

lightroomcompresion

 

Metadatos en Lightroom. Flujo de trabajo sin destrucción

En un flujo de trabajo no destructivo, los cambios realizados en la imagen no se incluyen en ella, sino que se “adjuntan” en algo llamado metadatos. Esto permite el acceso inmediato a la imagen original. En la imagen puedes ver algunos de los metadatos que incluye una fotografía.

lightroom02

No destructiva significa que – sin importar lo que hagamos a nuestra imagen – los cambios no tienen ningún efecto sobre la imagen original, sino que se guardan como metadatos. Cuando se abre la imagen con un software adecuado, estos datos se leen conjuntamente y se agregan a la imagen. El cálculo de los datos de imagen es relativamente complejo y puede tomarse un tiempo en función del tamaño de la imagen y de nuestro ordenador. Para acelerar este proceso, programas como Lightroom ofrecen unas vistas previas de las imágenes en un tamaño considerablemente más pequeño. Estas se utilizan en lugar de la imagen original. Las vistas previas sólo se recalculan al cambiar los parámetros que afectan el contenido de la imagen. Esto acelera el trabajo enormemente.


Reducir el ruido de una fotografía

Básicamente, hay que diferenciar entre dos tipos de ruido diferentes. Por un lado tenemos la luminancia y por otro el ruido de color.

La luminancia

luminancia

La Wikipedia define el ruido de luminancia parece como variaciones de luminosidad en la imagen, se nota sobre todo en superficies que deberían tener un color uniforme.

El ruido de color

ruidocolor

El ruido de crominancia aparece como puntitos de colores de manera aleatoria.

Es el ruido más fácil de eliminar con un software de filtrado anti-ruido, pero se pierde fidelidad en los colores.

Como bien explica Hugo Rodriguez en su blog, El ruido de luminancia o luminosidad es aquél que provoca irregularidades de “claridad”, pero no hace aparecer colores falsos. Es decir, el que podríamos denominar “estándar”. En cambio, el ruido de color es aquél que afecta de manera diferente a los canales de la imagen y hace aparecer colores falsos. Típicamente, se trata de manchas de color cálido y frío (ámbar y azul, en términos no fotográficos).

Eliminar el ruido con Lightroom

En estos casos, siempre empiezo con el ruido de color. Amplio la imagen al 100% para tener una visión “realista” de lo que tengo delante. Ahora muevo el deslizador de color a la derecha hasta que el ruido de color se ha ido. Este es el caso en un valor de 60. Esta corrección tiene como negativo que los colores pierden viveza y aparecen como “lavados”. Si quieres un trabajo más cuidado, siempre puedes realizar este ajuste por zonas, en función de la reducción requerida.

valoresruido

En algunas ocasiones, el deslizador de contraste ayuda a un aumento de la calidad, aunque en la mayoría de las fotografías este controlador prácticamente no tiene ninguna importancia. Por último, deslizo el controlador de luminancia hasta el valor oportuno, en este caso fue de +69.

Por último, vamos a echar un vistazo al antes y después y podremos comprobara como Lightroom ha hecho su trabajo.

ruidofinal

Cuando realices este tipo de ajustes, debes tener en cuenta que siempre hay pérdida de calidad. De ti depende encontrar el punto adecuado entre perdida de calidad y la reducción del ruido.


Lightroom: día 1. Introducción

Este no será un curso normal, sino que lo enfocaré como un aprendizaje conjunto, realizando distintos ejercicios, y presentándolo en entregas.

Introducción

lightroom01

Como dice el fotógrafo Ben Olivares, para algunos fotógrafos profesionales el secreto del éxito es muy simple: “más tiempo detras de la cámara y menos tiempo delante del ordenador”. Desafortunadamente eso es a día de hoy imposible, debido principalmente al número de fotografías con las que se trabaja. Cuando hablamos de cientos o miles de fotografías, el flujo de trabajo digital actual tiene a muchos fotógrafos en jaque, ya que lejos de facilitar el trabajo simplemente lo a hecho mas complicado, consumiendo mucho tiempo en complicados y repetitivos procesos de administración y selección de imágenes, sin hablar si quiera de correcciones básicas de color o algún otro tipo de manipulación o post-procesado digital, obligándolos en muchas ocasiones a depender de terceros para completar un trabajo. Si eres fotógrafo profesional o simplemente un apasionado de la fotografía digital, Adobe Photoshop Ligthroom te permitirá descubrir una nueva forma de eficientar y aumentar la productividad en tu flujo de trabajo, llevando la experiencia de la fotografía digital a un nuevo nivel de competitividad.

Esta poderosa herramienta de trabajo conbinada con Adobe Photoshop te dará total libertad creativa para administrar, clasificar, desarrollar y difundir tus imagenes de una forma fácil, rápida y profesional, aumentando la calidad final de todas y cada una de tus fotografías sin tener que volver a depender jamás de terceras personas para lograrlo.

¿Qué es Lightroom?

Podríamos empezar diciendo que Lightroom es un programa preparado para organizar, administrar, corregir, editar, compartir, imprimir y distribuir profesionalmente fotografías capturadas en formato digital.

Lightroom es, sin duda, el cuarto oscuro de los profesionales actuales de la fotografía digital.

Un poco de historia

lightroom02Si eres alguien al que le gusta estar informado, sabrás que Lightroom fue lanzado al público en Marzo del 2007. Esto es correcto, claro, pero la historia de este magnífico programa empezó bastante antes, para ser más exactos emepzó a desarrollarse en Octubre de 2002 bajo el nombre clave “Shadowland” bajo la dirección de Jeff Schewe y Mark Hamburg, esto significa que empezó a crearse antes de Aperture.

Una de las bases de la idea original era no tener que trabajar con capas y el objetivo era que el fotógrafo pasara el menor tiempo posible retocando una fotografía (algo que por aquellos tiempos era un trabajo muy pesado).

Mark Hamburg dejó por distintos motivos la empresa y Adobe dudaba de Lightroom, al que no le encontraba una ubicación en el mercado.

Durante la Expo PhotoPlus en Nueva York en Octubre de 2005, Shadowland se encontraba en una época de altibajos, de la que no se sabía si iba a salir. En primer lugar, el anuncio de Aperture (Adobe sabía que iba a venir) llamó mucho la atención en la comunidad de fotógrafos. Apple siempre ha sido una experta en hacer lanzamientos de productos y Aperture recibió una gran atención. Por otro lado el equipo de Shadowland había tenido que lidiar con el hecho de que no serían los primeros en comercializar una aplicación de alta gama para fotógrafos profesionales. Sin embargo, el lanzamiento de Aperture ayudó a salvar a Lightroom a demostrar a Adobe y al resto del mundo que un programa de ese estilo tenía cabida dentro del mercado. Le dio al equipo de desarrollo de Shadowland y a la prensa un motivo para criticar a Adobe, y los ingenieros de Adobe pueden pecar de muchas cosas, pero nunca podrás decirles que no son competitivos (además de tener talento).

Podría decir, aunque no sea del todo cierto, que la presentación de Aperture fue el principio de la presentación de Lightroom, ya que dio el empujón que necesitaba a Adobe para terminar con el proyecto.

¿Para qué sirve? Yo ya tengo Photoshop

Lightroom a diferencia de Photoshop, es un programa diseñado exclusivamente por y para fotógrafos profesionales, mientras que Photoshop tiene que darle gusto a muchos otros como: diseñadores, programadores web, impresores etc.

Lo diré de otra manera: imagínate que metes en una caja todas las opciones de fotografía que te ofrecen Photoshop y CameraRaw, y que esa caja la organizas y la dejas lo más amigable posible. Pues esa caja es Lightroom.

Esto no significa que Lightroom vaya a sustituir a Photoshop. Cada uno tiene su función y Photoshop está muy orientado a diseñadores gráficos, diseñadores web, ilustradores, etc. En definitiva, son dos programas complementarios, creados por la misma compañía, que van a seguir caminando juntos durante mucho tiempo.